NUESTROS PUEBLOS

El municipio de Tamajón consta de cuatro pueblos o pedanías: Almiruete, Muriel, Palancares y Tamajón. Todos ellos tienen un encanto especial, en los que el sabor de lo rural y la autenticidad de sus calles, casas y edificios son sus principales señas de identidad.

¡Os invitamos a descubrir nuestros pueblos y su maravilloso entorno!

null

Tamajón

null

Muriel

null

Almiruete

null

Palancares

Tamajón

Tamajón, cultura y naturaleza

Tamajón es sinónimo de cultura y naturaleza, de historia y tradiciones. Pasear, sin prisas, descubriendo sus rincones es algo que no debería perderse ningún visitante. En el pueblo de Tamajón, a lo largo de sus tres calles principales (la Calle Nueva, la Calle de En medio y la Calle de la Picota), nos aguarda una infinidad de sorpresas.

Entre otros tesoros, Tamajón conserva varios palacios y casonas señoriales (los más antiguos, del s. XVI), adornados con magníficos escudos, testigos de la importancia histórica de nuestro municipio. Y monumentos tan destacados, como la Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción, de origen románico, o la Ermita de los Enebrales, situada en un paraje único.

Desde el mismo pueblo parten diferentes rutas y recorridos que nos permitirán admirar un entorno natural de gran belleza, destacando por su singularidad la Ciudad Encantada y muchos otros enclaves, como la Laguna de Tamajón, nuestros bosques y las vistas únicas al Ocejón, una de las cumbres más altas de la provincia, con más de dos mil de altitud.

Descubres los lugares de interés de Tamajón

¡Descubre los lugares de mayor interés de Tamajón! En el siguiente mapa encontrarás monumentos y enclaves para visitar. Haz click o pincha en cada uno de ellos, para leer más información y ver una imagen. Para moverte por el mapa, puedes aumentar o reducir el zoom.

Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción
Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción

La magnífica Iglesia de Tamajón es uno de los monumentos más destacados de nuestro municipio. De origen románico, su construcción data del siglo XIII, siendo en el Renacimiento, durante el siglo XVI. Presenta una planta rectangular y destaca la galería porticada del lado sur, con canecillos románicos, al igual que su torre.

Palacio de los Mendoza (Ayuntamiento)
Palacio de los Mendoza

El Palacio de los Mendoza, uno de los edificios más importantes de Tamajón, es en la actualidad la sede del Ayuntamiento. Se construyó con piedra caliza durante el Renacimiento (a mediados del siglo XVI) y perteneció a la familia de los Mendoza hasta el siglo XIX, cuyo escudo de armas se conserva sobre la puerta de entrada.

Ermita de la Virgen de los Enebrales
Ermita de la Virgen de los Enebrales

Esta ermita (siglos XVI-XVIII) se localiza al norte de Tamajón, a una distancia de 1,7 Km del pueblo y se emplaza en los alrededores de la Ciudad Encantada, en medio de un precioso bosque de sabinas y enebros. En su interior está la imagen de la Virgen de Nuestra Señora de los Enebrales, conocida como la “Serrana”.

La casa-palacio de los Montúfar
La casa-palacio de los Montúfar

Situada muy próxima a la Plaza de Tamajón, la Casa de los Montúfar, de origen barroco, es otros de los tesoros arquitectónicos de nuestro pueblo. Los Montúfar tuvieron una notable importancia en nuestro municipio, especialmente durante los siglos XVII y XVIII. En el edificio sobresale el escudo de armas, en la fachada principal.

Ciudad Encantada de Tamajón

Este lugar único, en el que las piedras adquieren las formas más curiosas e increíbles que te puedas imaginar, se encuentra a solo un kilómetro de Tamajón, en un paraje natural de gran valor, con vistas al Ocejón. Muy cerca está la Ermita de la Virgen de los Enebrales, uno de nuestros monumentos más destacados.

Convento Franciscano

El Convento Franciscano de la Inmaculada Concepción, situado a las afueras de Tamajón, se terminó de construir a comienzos del siglo XVII y en su origen acogió a unos veinte frailes. Llegó a tener cierta importancia durante el primer tercio del siglo XIX, hasta que fue abandonado en el año 1835. Solo se conservan las ruinas.

Ermita de la Soledad

Emplazada a la entrada del pueblo, esta ermita fue construida en el año 1580. Presenta una planta forma cuadrada y una cúpula circular, con sillares tallados en hiladas. Constituye una magnífico ejemplo de la arquitectura del barroco, con una doble puerta de acceso con arcos de medio punto, construida con piedras calizas de la zona.

Casa familiar del poeta Jose María Alonso Gamo

Muy cerca de la plaza se ubica la casa familiar de uno de los principales referentes culturales de la provincia de Guadalajara durante el siglo XX, siendo conocida sobre todo su obra como poeta y ensayista, logrando el Premio Nacional de Literatura. Fue nombrado hijo adoptivo de la villa de Tamajón en el año 1986.

La Fuente y el abrevadero

En el extremo norte del pueblo, al final de la calle de Enmedio y cerca de la plaza del Coso y de la magnífica Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción, se sitúa este bonito rincón, en el que son protagonistas la denominada Fuente Nueva, el lavadero y el pilón, punto de encuentro y de importancia en la vida social de Tamajón hasta poco.

Antigua fábrica de vidrio

Al sur del Convento Franciscano, junto a la carretera que conduce a Muriel, se ubicó una antigua fábrica de vidrio, que fue construida en el año 1827. En su origen estuvo al frente de la fábrica Carlos Cadot, un francés, quien se la vendería a Rafael Garreta. Entre otros productos aquí se fabricaron vasos y floreros de cristal.

Antiguo Hospital de los Pobres

Esta edificación albergó un antiguo hospital, al menos entre los siglos XVII y XIX, para enfermos y pobres pasajeros, que eran asistidos con cuidados, alimentos y alojamiento cuando así lo requerían. En la portada de este notable edificio, situado en la travesía de la Picota (número 14), destaca un bonito arco de medio punto.

La casa del Marqués

La denominada “casa del Marqués”, situada en la calle Nueva (número 31) es uno de los mejores ejemplos que se conservan de edificaciones construidas en sillería, empleando la piedra caliza de la zona, de reconocida fama y prestigio (se utilizó para construir el Palacio del Infantado de Guadalajara, de estilo gótico isabelino).

La casa del escudo del Labrador

Próxima a la “casa del Marqués”, en la calle Nueva (número 5) encontramos otro excelente ejemplo de la arquitectura civil de nuestro municipio. Se trata de una construcción de dos plantas, en la que destaca el dintel de la puerta, de piedra caliza de Tamajón, sobre el que se puede apreciar el escudo del que recibe el nombre.

Casas señoriales de la calle de Enmedio

En la calle principal de Tamajón, en la cual se ubica el Ayuntamiento (Palacio de los Mendoza) podemos contemplar diversas casas y edificios de porte señorial, algunos más antiguos y otros remodelados en fechas más recientes (como la denominada popularmente como “casa de los Angelitos”), con bonitas portadas y balcones.

Piscina municipal
Piscina municipal

Inaugurada en el verano de 2018, Tamajón cuenta con una de las piscinas realmente privilegiada. Esta magnífica piscina cubierta se sitúa a escasa distancia del pueblo, en dirección oeste, en un entorno natural de gran valor, rodeada de naturaleza y de unas vistas únicas, contemplándose la silueta del pico Ocejón.

Almiruete

Almiruete, esencia rural y tradiciones únicas

El pueblo de Almiruete mantiene intacta su esencia rural y serrana y bien merece una visita. Se encuentra muy cerca de Tamajón, a una distancia de unos 6 Km por carretera. Almiruete disfruta de una ubicación privilegiada, situado en una frondosa ladera, que adquiere sus mejores galas en otoño, integrándose el casco urbano a la perfección en el paisaje.

Predomina en el pueblo la arquitectura tradicional, empleando materiales propios de la zona. Entre sus monumentos, sobresale la magnífica Iglesia parroquial, localizada en la parte alta; construida en el siglo XII, de estilo románico, destaca su notable espadaña triangular y su pórtico.

Si por el algo es conocido Almiruete, no obstante, es por los Botargas y Mascaritas. Todos los años, el sábado de Carnaval, se celebra aquí una de las fiestas más espectaculares y también más antiguas de toda la provincia de Guadalajara, remontándose sus orígenes al siglo XI. Es tal su importancia y valor cultural, que fue declarada de Interés Turístico Provincial.

Descubres los lugares de interés de Almiruete

¡Descubre los lugares de mayor interés de Almiruete! En el siguiente mapa encontrarás monumentos y enclaves para visitar. Haz click o pincha en cada uno de ellos, para leer más información y ver una imagen. Para moverte por el mapa, puedes aumentar o reducir el zoom.

Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción
Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción

La Iglesia de Almiruete es uno de los mejores ejemplos del Románico en nuestro municipio. Ubicada en la parte alta del pueblo, el edificio original se construyó entre finales del siglo XII y comienzos del s. XIII, siendo modificada posteriormente, durante el siglo XVI. Destacan, sobre todo, su espadaña triangular y su pórtico.

Centro de Interpretación del Carnaval de Almiruete
Botargas y Mascaritas

Almiruete cuenta con un pequeño museo, de gran interés, que alberga una curiosa colección de máscaras y atuendos de varias generaciones, recogiendo la historia del pueblo y explicando el simbolismo y los orígenes de la fiesta de los Botargas y Mascaritas, que tiene lugar todos los años el sábado de Carnaval.

Fuente Vieja
Fuente Vieja

Esta antigua fuente se ubica en la Plaza del Pilar, en un bonito rincón situado en la parte alta del pueblo. Se construcción data del año 1794, como indica una inscripción que se puede leer en la parte superior de la fuete, que consta de un curioso saliente de piedra. Fue construida en honor a Carlos IV, monarca de España hasta el año 1808.

Fuente Nueva
Fuente Nueva

No lejos de la anterior fuente se construyó en fechas más recientes, empleando igualmente piedras de la zona, una nueva fuente. Se sitúa muy próxima a la magnífica joya del Románico, la Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción, localizada en la parte más elevada del pueblo, a donde se accede tras subir por estrechas y bonitas calles.

Antiguo horno vecinal

Este antiguo horno, restaurado por el Ayuntamiento de Tamajón hace pocos años, se emplaza en un precioso edificio de piedra y pizarra. A día de hoy se encuentra en funcionamiento, y se sigue cociendo el pan, especialmente durante el Día de la Colación, una antigua y tradicional fiesta de convivencia y generosidad.

Fuente Redonda

Almiruete, un pueblo rico en agua, dispone de otra bonita fuente, denominada por la forma que tiene su construcción como Fuente Redonda. Se ubica en una preciosa plazoleta, en la parte oriental del pueblo, atravesada por la calle Atienza, que baja o nos conduce hacia la magnífica iglesia de origen románico.

Muriel

Muriel, a orillas del río Sorbe

Este pequeño y acogedor pueblo disfruta de una ubicación privilegiada, estando emplazado en un entorno natural de gran belleza y singularidad. Muriel se sitúa en el extremo suroriental del término municipal de Tamajón, en el valle del río Sorbe, afluente del Henares.

Muriel

Junto a Muriel, a orillas del río Sorbe crece un bosque de ribera muy bien conservado; aguas abajo se encuentra el cercano embalse de Beleña, que abastece a distintos pueblos de la provincia. En el paisaje destacan también los espectaculares cortados rocosos, donde existen multitud de cuevas.

Por Muriel discurren diversos recorridos, senderos y rutas, que permiten disfrutar de la privilegiada naturaleza que rodea este pueblo. Entre otros, destaca el sendero de Gran Recorrido GR-10, que se dirige hacia Tamajón, o la ruta que conduce a la Ermita de Peñamira, lugar de gran devoción para los vecinos de esta localidad.

Lugares de interés de Muriel

¡Descubre los lugares de mayor interés de Muriel! En el siguiente mapa encontrarás monumentos y enclaves para visitar. Haz click o pincha en cada uno de ellos, para leer más información y ver una imagen. Para moverte por el mapa, puedes aumentar o reducir el zoom.

Iglesia de Santa Águeda
Iglesia de Santa Águeda

La modesta pero interesante Iglesia de Santa Águeda es la edificación más llamativa de Muriel. Levantada en el siglo XVI, es un buen ejemplo de arquitectura tradicional, empleándose para su construcción piedras de la zona. Se ubica en el centro del pueblo, en la Plaza Mayor, y destaca su espadaña.

Fuente Vieja
Fuente Vieja

Este bello paraje o rincón, ubicado en el extremo meridional del pueblo, es sin duda uno de los lugares más encantadores de Muriel. Aquí se emplaza una antigua fuente, con varios caños, reconstruida hace no mucho. Llamarán nuestra atención, a su vez, cuatro bonitos abrevaderos, por los que discurre el agua, de uno a otro.

Calle de la Eras

En la calle principal del pueblo, que atraviesa Muriel de norte a sur, como continuación de la calle de la Fuente, encontraremos excelentes ejemplos de arquitectura tradicional y popular de zonas rurales y serranas de Guadalajara, con antiguas viviendas construidas en piedra y con regios dinteles de madera sobre las puertas y ventas.

Antigua almazara
Antigua almazara

Rodeado de olivos centenarios, una de las señas de identidad de Muriel está asociada con sus olivares, ausentes en otros pueblos de la zona, situados a mayor altitud y con peores condiciones para el desarrollo de estos árboles. Aún se conservan las ruinas de una vieja almazara, donde se obtenía el aceite.

Miradores

Desde los cerros que rodean a Muriel, a donde se puede ascender tras un corto paseo, se domina una magnífica panorámica de los alrededores, con los cortados que flanquean el río Sobre y el embalse de Beleña como elementos más destacados del paisaje. En otoño nos cautivará la intensa coloración del bosque de ribera.

Río Sorbe
Río Sorbe

El pueblo de Muriel está emplazado a orillas del río Sorbe, uno de los más importantes de toda la comarca. Se trata de uno de los principales afluentes del río Henares, y discurre íntegramente por la provincia de Guadalajara. En sus orillas se desarrolla un denso bosque de ribera, de gran valor ambiental.

Palancares

Palancares, el balcón del Ocejón

Pocas localidades disfrutan de unas vistas tan magníficas al Pico Ocejón, emblemática cumbre que domina gran parte del paisaje de la comarca, como Palancares. Este pequeño pueblo se ubica a unos 15 km de distancia de Tamajón, por la carretera que conduce hacia Valverde de los Arroyos.

A lo largo de las irregulares calles de Palancares podremos observar viviendas y construcciones tradicionales, fundamentalmente de piedra, algunas restauradas y un excelente estado de conservación, que nos trasladan en el tiempo a épocas pasadas, conservando íntegra su esencia rural.

El pueblo se ubica a más de 1.200 m de altitud, en un entorno forestal de gran valor, rodeado de grandes robles melojos, algunos de ellos centenarios, los cuales adquieren una vistosa e inconfundible coloración amarilla durante los meses otoñales. No obstante, todas las épocas del año resultan idóneas para recorrer y transitar Palancares y sus alrededores.

Lugares de interés de Palancares

¡Descubre los lugares de mayor interés de Palancares! En el siguiente mapa encontrarás monumentos y enclaves para visitar. Haz click o pincha en cada uno de ellos, para leer más información y ver una imagen. Para moverte por el mapa, puedes aumentar o reducir el zoom.

Iglesia Parroquial de la Inmaculada
Iglesia Parroquial de la Inmaculada

Construida con mampostería de piedra, la Iglesia de Palancares se ubica en el centro de esta localidad serrana, con vistas al Ocejón. Sobresale su espadaña, elaborada con pizarra, y su modesta entrada, bajo un pequeño pórtico. En su interior destaca una pila bautismal de origen románico, una verdadera joya.

Construcciones tradicionales
Construcciones tradicionales

Entre los alicientes que encontraremos para visitar Palancares está poder admirar sus viviendas y edificaciones tradicionales, construidas con piedra caliza, pizarra y madera de roble melojo de los alrededores. En algunas de ellas destacan unas bonitas y características balconadas, típicas de la comarca.

Robledales
Robledales

En las inmediaciones de Palancares se extienden densas masas de roble o melojo (Quercus pyrenaica), pudiendo contemplar ejemplares realmente notables y de un diámetro imponente. Pasear por estos valiosos melojares, en los que habitan diversas especies de fauna, es toda una delicia para los sentidos.